Sobre la situación del entorno y posición del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante

El pasado martes, en el programa la Linterna de Alicante, de la cadena COPE, hablaba con su redactor, Julio Vicedo, en torno a la crisis y la expectativa que tenemos desde el Círculo de Economía. Y  evidentemente la situación sigue estando muy complicada, con la constatación de que en el último trimestre de 2011 el PIB nacional descendió un 0,3%, que con el previsible decrecimiento de este primer trimestre de 2012, entraremos ya oficialmente en recesión.

Las medidas de ajuste que se están adoptando son necesarias, pero también lo son medidas de estímulo que faciliten la reactivación de nuestra economía, que impulsen la actividad de nuestro tejido industrial, medidas que apoyen el flujo del crédito a las familias y a las empresas, la confianza entre los agentes económicos, políticas que primen la innovación y la internacionalización como vías para crecer en estos tiempos,…

Desde el Círculo nos focalizamos en analizar y aportar nuestro grano de arena para la mejora a través de lo que mejor conocemos: la gestión de las empresas.

Tratamos de identificar puntos fuertes y vías de reactivación de sectores básicos de nuestra economía, como el turismo (el jueves 26 de enero tuvimos una mesa redonda en Torrevieja sobre Turismo y modelo de desarrollo en el litoral de la Vega Baja, al que acudieron más de 150 empresarios y directivos de la Zona, que siguieron con mucho interés un debate que confiamos en que tendrá continuidad para redefinir un modelo que sigue teniendo muchas posibilidades de aportar valor y capacidad de desarrollo a todo el litoral de la Vega Baja). Sobre turismo, participaremos con la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), de modo on line desde CAMON-Alicante en el desayuno que se emitirá desde Madrid el próximo día 21 de febrero, acerca de los retos pendientes del sector turístico en España, con Fernando Conte, Presidente de Orizonia y de Exceltur (el hecho de formar parte de CEDE ofrece importantes posibilidades a nuestros socios, al contar con experiencias de empresas líderes a nivel nacional, que pueden mostrarnos caminos útiles para sortear con mejores argumentos esta crisis que parece acomodada y contra la que tenemos todos la obligación y la oportunidad de luchar).

Participamos, solos o con otras organizaciones, en identificar claves de éxito en la gestión, que después extendemos entre todos nuestros asociados o en jornadas abiertas de estudio, a todos los empresarios y directivos que estén interesados (el viernes 3 de febrero , por ejemplo, en el seminario sobre «Claves del éxito en la sucesión de la empresa familiar», en la Universidad de Alicante, en cuya organización participamos con la Asociación de la Empresa Familiar y Deloitte, con la coordinación de la escuela de negocios de la Universidad a través de la dirección de su Master de Pymes).

Nos preocupa también, y nos ocupa por tanto, la Responsabilidad Social Corporativa como un elemento de futuro -en realidad de presente ya- en nuestras empresas, y para ello contamos con un referente magnífico entre nuestros socios: el Grupo APSA que, por cierto, ofrecerá durante este mes de febrero una jornada de puertas abiertas para todos los socios con el objetivo de profundizar en esta línea de gestión, la RSC, clave tanto como compromiso de la empresa con la sociedad, como en tanto que elemento capaz de apoyar de manera muy positiva la imagen de la compañía.

Trabajar juntos, compartir experiencias, entender e integrar las mejores prácticas en cada una de nuestras empresas es fundamental para avanzar. La clave, en mi opinión, está en la cooperación.

Estamos en un mundo global, con competencia también global, lo que exige hacer las cosas adaptadas exactamente a las expectativas de los clientes y en unas condiciones de calidad y precio perfectamente competitivas.

Eso exige ser cada día más eficientes, lo que nos obliga a centrarnos en aquello en lo que seamos capaces de definir y mostrar ventajas competitivas sostenibles sobre nuestros competidores, colaborando con otras empresas para que cada una aporte aquello en lo que mejora nuestra prestación en otras partes de la cadena de valor.

Eso exige, en una palabra, cooperación para innovar, para tener éxito aquí, para internacionalizarnos, … para avanzar.

Finalmente, sobre el impacto de otro sector básico para nosotros en la crisis y en la deseada recuperación económica, la construcción, estoy convencido de que tiene que recuperarse. Es un compromiso creo que compartido por la sociedad, las empresas y las administraciones. Es improbable que alcance los volúmenes pasados. Ni siquiera es deseable, en mi opinión, la alta dependencia que la economía española, y la alicantina específicamente, tenía de este sector. La diversificación, la apuesta por la industria, la tecnología, los servicios, tiene que ser mucho más evidente de lo que lo fue en el pasado, pero sin la construcción costará mucho más salir de la crisis.



Author: Enrique Javier Fur
Presidente del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante.

Deja una respuesta