La base del compromiso social de la empresa.

Como hemos comentado, nuestra empresa se mueve en un ecosistema de la que es uno de los protagonistas. Y como en todo ecosistema, la pervivencia del mismo y de los entes que en él conviven depende del equilibrio. En nuestro caso, de que todos hagamos negocio, todos ganemos, y todos crezcamos

El ecosistema de nuestra empresa es la sociedad en la que vivimos. Gracias a ella obtenemos el negocio que nos brinda beneficios, y hemos de contribuir a que esta sociedad siga siendo próspera, equilibrada y estable. Más allá de la obligación moral que cada empresa tiene de retornar a la Sociedad en la, y de la, que vive, parte de lo que ha obtenido, tenemos que plantearnos, incluso con una visión egoísta, cuidar la gallina que nos da los huevos para nuestra tortilla

La empresa, para conseguir sus objetivos, dirige sus intenciones, decisiones y acciones hacia ciertas tareas,  realizadas o dirigidas por personas cuyo comportamiento es observable para comprobar si es o no correcto desde el punto de vista de la ética. En cada empresa, la ética se refleja en los principios y valores encarnados en personas concretas, que a su vez representan a la empresa.

La cultura que hace gala de ser ética lleva a cabo prácticas colectivas correctas, sus empleados tienen hábitos estables de buena conducta, además de cumplir la legalidad yendo más allá de esta, apoyada en la libre voluntad de quien la practica

La ética es intrínsecamente humana y depende de la naturaleza de las personas. Aunque las circunstancias económicas, ambientales, sociales, personales y corporativas la influyen, como a cualquier otro comportamiento humano

Las decisiones éticas tienen en cuenta el objeto de la acción, el fin que esta se propone y las circunstancias que concurren, de manera que el beneficio buscado sea económico pero también humano y social

En esta línea, las empresas deben preocuparse por establecer una serie de políticas como:

  1. Proponerse la creación de una cultura ética corporativa en todos los niveles
  2. Elaborar un programa integral de ética en la empresa, con énfasis en la formación y comunicación para la acción
  3. La ética es una e indivisible: se es ético personalmente, se es ético corporativamente y se tienen unas responsabilidades éticas como directivo en la empresa. Se pueden mirar por separado esas dimensiones pero todas confluyen en la persona
  4. Gestionar la ética creando estructuras, procesos y aportando recursos de personas y de medios
  5. La ética contribuye a fortalecer la empresa como un sistema generador de riqueza que distribuye también justicia, y como un sistema humano que aporta a la calidad de vida de las personas y al desarrollo de la comunidad.
  6. El punto de partida es el compromiso de los directivos y su contribución permanente a la ejecución de las políticas, estrategias y prácticas, a partir de su propio ejemplo como dirigentes.
  7. Hacer seguimiento de la conducta mediante la comunicación y el diagnóstico de cultura y valores.


Author: Marcos
Tesorero del Círculo de Economía de Alicante.

Deja una respuesta