Un ahorro del 5% en compras aumenta los beneficios un 30%, según Aerce.

La crisis está poniendo a las compañías en apuros y todo lo que sea ahorro y eficacia en las distintas partidas empresariales es bienvenido. Y uno de esos capítulos tiene que ver con la política de compras, hasta el punto de que una buena gestión en esta área puede ser la diferencia entre tener números rojos o negros, continuar en el mercado o desaparecer. Sobre todo, para aquellas empresas que tienen márgenes comerciales más elevados o que sus mercados no son muy competitivos.

Así lo considera Juan José Jiménez, presidente de la Asociación Española de Profesionales de Compras (Aerce) –e integrado, como nosotros, en la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE)-, que acaba de organizar en Madrid la Cumbre Anual de Compradores a la que asistieron unos 200 directivos de grandes empresas, pymes y de la Administración. En este sentido, como prueba de lo que aporta una buena política de compras en las empresas, Jiménez explica que un ahorro de un 5% repercute en una mejora de la cuenta de resultados superior al 30%. Asimismo, recuerda que «como media, las compras representan las tres cuartas partes de los gastos totales de las compañías».

(Extracto de artículo de Javier Carazo en Cinco Días)



Deja una respuesta