SIN DUDAS DESDE EL 25 DE ABRIL.

Continuando con mi último post y retomando el análisis donde lo dejé, en el almuerzo-coloquio que tendremos el próximo 25 de este mes de abril con el director general de la Caixa, Juan Antonio Alcaraz, quisiera centrar el tema de la situación de nuestra economía no tanto en el problema –que todos conocemos y sobre el que debatimos todos los días y en todos los ámbitos- como en las soluciones, que seguro que las hay y que creo que es el foco que todos deberíamos tener.

Porque, como decía en aquel post, el éxito en la crisis debe ser necesariamente de unos con otros. La solución, por tanto, está en manos de todos.

Lejos de hacer el análisis pesimista que nos llevaría a todos, administraciones, empresas y personas, a ser parte del problema, mi propuesta es cambiar 180º la mirada y observar a todos, administraciones, empresas y personas, como parte de la solución, y esto tanto porque les afecta mucho el resultado, como porque solo ellos están capacitados para conseguirlo (bueno, ellos y “los mercados”, en una especie de muletilla que parece explicarlo todo y que nadie parece identificar claramente olvidando que, en realidad, los mercados somos todos: las personas –consumidores e inversores-, las empresas –que demandan financiación y generan resultados-, y las administraciones –que necesitan también financiación para, sobre todo, diseñar y poner en práctica políticas capaces de impulsar la economía, actuando como dinamizadores de nuevos sectores, nuevas áreas geográficas, nuevas líneas de investigación, nuevas infraestructuras, etc.-)

Y en todos los casos aparece un tema recurrente, la necesidad de financiación, la necesidad de un ajuste correcto entre los que tienen liquidez y los que la necesitan para progresar. Y esa función de redistribución de la liquidez, ese mercado organizado del flujo del dinero, a nivel interno lo hacen básicamente los intermediarios financieros, los bancos (también las Bolsas, aunque en este caso en operaciones que no responden a criterios de ahorro sino de pura inversión –que puede llegar a ser muy rentable, pero con riesgo también muy alto-).

De ahí la importancia de la banca en la solución: facilitar el flujo del crédito entre ahorradores e inversores combinando adecuadamente los tres factores básicos del riesgo (rentabilidad, liquidez y seguridad) en función del perfil de riesgo del cliente, es una función imprescindible para posibilitar el crecimiento en un entorno de confianza en el que todos los participantes se sientan cómodos, desde la transparencia de todas las operaciones.

Ese entorno de confianza es el otro gran factor a gestionar para avanzar. Y por eso las políticas de ajuste son importantes. Antes que nada tenemos que devolver lo que otros inversores nos prestaron en el pasado, lo que tiene dos efectos: por una parte mantener la confianza comentada, y por otra reducir el coste de la deuda, que en estos momentos es ya difícilmente soportable tanto a nivel del estado como de muchos bancos individuales, máxime en condiciones de práctica recesión y tasas de desempleo disparadas, lo que hace imprescindibles de manera simultánea políticas de estímulo al crecimiento, como comentaba.

Hacer compatible la confianza, el ajuste, la reducción de la deuda, con las políticas y las prácticas tendentes a impulsar el crecimiento (creación de empleo, consumo, progreso social y económico) es la clave para concretar esa visión optimista que comentaba al principio: vamos a focalizarnos en las soluciones… y una parte importante de ellas está en manos de la banca facilitando el flujo del crédito imprescindible para avanzar.

Así que otra vez termino con la oportunidad magnífica que tendremos el próximo día 25 de abril en el almuerzo-coloquio con el director general de la Caixa. Conocer el análisis de la primera entidad financiera de nuestro país y entender las políticas de crédito de los bancos, así como sus posibilidades reales de apoyar el necesario crecimiento económico a través de facilitar ese flujo del crédito entre todos los agentes económicos y sociales, seguro que puede ayudarnos a planificar nuestro negocio y a adoptar las mejores decisiones hoy para el futuro. No nos podemos dejar ninguna duda en el tintero en una ocasión como ésta.



Author: Enrique Javier Fur
Presidente del Círculo de Economía de la Provincia de Alicante.

Deja una respuesta