Reflexión 19.01.2012

“La existencia de una crisis supone una mutación situacional que genera un cambio y, por consiguiente, se percibe una incertidumbre que desestabiliza el presente, pero abre nuevos escenarios futuros. La formación es la única vía para asegurar la adaptación del factor humano a la nueva realidad”.

(Andrés Cascio, psicólogo social. Universidad de Barcelona).

Y quizás habría que añadir que ese desarrollo personal y profesional es siempre fruto del compromiso compartido empresa-trabajador, imprescindible para que ambos puedan compatibilizar y conseguir sus objetivos.”

Tal como indicaba el director de logística de Goodyear España, “sin actualización formativa, nos volvemos prescindibles”



Deja una respuesta