En esta situación de crisis, ¿qué debe aportar un directivo a su equipo para emprender el camino de la recuperación y aumentar la competitividad de su compañía?

Lo más importante de un directivo es el sentido común que, como se suele decir, es el menos común de los sentidos. Después, compromiso, un directivo tiene que impregnar compromiso en aquello que está haciendo. Y por último, la ejemplaridad, es decir, no sólo tiene que ser un discurso bonito si no que tiene que ser algo que se lleve a cabo en la práctica.

(José Luis Larrea, Presidente de Ibermática, en www.liderandoenpositivo.com)



Deja una respuesta